Habitación del príncipe

La habitación del príncipe no conserva casi ningún elemento de su mobiliario original que la convertía en uno de los espacios más estrechamente unidos a la personalidad tenebrosa y misántropa de Giovanni Torlonia. La estancia se encontraba llena de elementos unidos a la simbología de la lechuza o en general a los pájaros nocturnos, empezando por el gran rosetón del centro de techo, afortunadamente conservado, que representa el vuelo de los murciélagos con sus negras alas desplegadas.
En cambio, se han perdido muchos de los muebles, entre ellos la cama con tiradores con forma de lechuza, la jarra para el agua que representaba una lechuza, las telas en forma de lechuzas estilizadas … etc.

Camera da letto del principe

El bow-window, que se abre hacia el parque, tenía a su alrededor, cajones en madera junto con un pequeño escritorio al centro creando un lugar de estudio reservado.
En un hueco en la pared, hoy cerrado pero perfectamente identificable, estaba expuesta la vidriera de Cambellotti “Le civette nella notte”, actualmente desaparecida pero conocida gracias a un boceto y una prueba de ejecución (hoy en día expuesta en la Sala de las Lechuzas).
En las paredes están expuestos cuatro cartones de Cambellotti de la serie de vidrieras “i migratori”, referidos a las cuatro vidrieras realizadas en el taller de Cesare Picchiarini para el tragaluz de la escalera de las cuatro estaciones.
En el centro de la estancia se encuentra el panel con cuatro vidrieras de diseño geométrico con representaciones de frutos, ejecutadas bajo el diseño de Uberto Bottazzi y provenientes del mercado anticuario. Completan la decoración de la habitación algunos muebles que han logrado llegar hasta nuestros días, entre ellos destacan: un aparador con espejo tallado con hojas de hiedra, un escritorio…etc.
La habitación alberga también la esplendida y original vidriera “L´idolo” de Vittorio Grassi, adquirida por el Ayuntamiento de Roma en 2002.

Vittorio Grassi, L'idolo

Vittorio Grassi

1918